domingo, 12 de agosto de 2018

HOLA QUE OLA ...DE CALOR (yII)

     
Un forma de evitar el calor y la sequía consiguiente, acabar el ciclo y permanecer en forma de semillas hasta el año siguiente;  como estas plantas efímeras de color rojizo entre la perennes en verde.
     La segunda estrategia para evitar el calor es evitarlo, ¿cómo?,  sencillamente no estando cuando llega. Las plantas como no se pueden desplazar procuran haber acabado su ciclo antes de la llegada del calor y de la sequía que suele con llevar. Las plantas anuales y en especial las efímeras acortan su ciclo o empiezan muy pronto en pleno invierno, en climas secos las dos cosas. Las plantas geófitas hacen lo mismo pero en lugar de semillas dejan bulbos y rizomas bajo el suelo a salvo del calor y de la sequía. 
         En muchos árboles y arbustos si el calor coincide con sequia, de manera que no pueden hacer la función clorofílica, las hojas no les van a servir de nada, es más pueden ser un problema pues pueden perder agua a través de ellas, por lo que los más efectivo es desprenderse de ellas, y así vemos en zonas áridas una sinfonía de ramas peladas durante la parte más dura del año. Esta es un estrategia que usan muchas plantas leñosas mediterráneas perder hojas en los momentos más secos y calurosos del año.  
Otra forma para plantas de varios años, la parte aérea muere pero rebrota después desde las raíces cuando llega el otoño, Peganun alharma
         Con los animales es diferente, desplazase les evita el exceso de calor. Algo tan sencillo como ponerse a la sombra, o en un lugar donde corre el viento, guarecerse en la madriguera, o enterrarse. Algunos insectos trepan por los arbustos para así evitar el calor extra del suelo recalentado, cuentan que los cuervos del desierto pasan las horas de más calor planeando gran altura donde el aire es más frío. 
            Pero en la naturaleza siempre hay organismos que sacan provecho de las circunstancias menos favorables, en el Sahara hay un hormiga que sale precisamente en las horas de más calor así puede capturar otros insectos afectados por las altas temperaturas y en ese momento del día esta libre de depredadores pues todos están a resguardo del sol. En los desiertos americanos hay un roedor, creo que es una ardilla terrestre, que hace algo parecido, sale con todo el calor a recolectar comida pues en esa parte del día los depredadores están menos activos. Eso si tanto hormiga como mamífero hacen salidas cortas y rápidas evitando sobrecalentarse para después bajar su temperatura en el frescor de sus guaridas subterráneas, la ardilla además al igual que vemos hacer a los perros para enfriarse se coloca con el vientre sobre el suelo de la madriguera y abre las patas poniendo la parte interna de los muslos sobre el suelo.
Otro medio drástico si la parte más afectada y por donde se pierde humedad son las hojas; el remedio es simple desprenderse de ellas como en este caducifolio estival que crece entre las coscojas, Onononis tridentata
        Volviendo al inicio de la entrada, no tenéis calor, con el calor que hace, y que ganas de que llegue el otoño.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario