jueves, 14 de febrero de 2019

Y SOLPÓ Y SOPLÓ, Y EL ÁRBOL TUMBÓ

     
Efecto del viento sobre la nieve recién caída en unas zonas la acumula, en otras se la lleva.
     Bueno el viento puede ser catastrófico y tirar arboles, edificios y estructuras parecidas, pero más habitualmente tiene un papel menos extremo, pero más cotidiano y que influye en los ecosistemas hasta tal punto que incluso cuando no esta activo podemos ver su huella.
         Durante la pasada tormenta Helena veo una foto de un paisaje nevado con un árbol solitario, reconozco en lugar y el árbol (y hable de él ver: 26 noviembre 2016). Así que decido ir a verlo y fotografiarlo (la envidia es mala y también quiero una foto así). Ya en el lugar veo que hay mucha nieve aunque curiosamente en las cercanías del árbol no, pero no parece que sea por deshielo; pero al igual que falta nieve en algunas zonas del suelo en otras se ve unos característicos canalillos cortados por un escarpe de nieve, signo de nieve transportada y acumulada por el viento.
        
El viento elimina la nieve de la  zonas por donde circula a más velocidad
       Bueno con solo la imagen puedes tener dudas sobre lo que ha pasado, pero cuando yo estaba ahí, el viento soplaba lo suficiente como para que no pasara desapercibido, (mis manos bajo los guantes no conseguían entrar en calor),  y su dirección coincidía con los canalillos, el viento al llegar a una vaguada “se expandía” perdía velocidad y depositaba la nieve, al remontar la otra orilla “se concentraba” aumentaba su velocidad y entonces se llevaba la nieve de esa zona por lo que al final aparecía la hierba que había debajo. Esto que parece un  “sin sentido” pero tiene una explicación física o al menos un tal Venturi lo explico, el viento no es más que un volumen determinado de aire que se desplaza, cuando disminuye la sección por la que tiene que pasar (se concentra) debe aumentar su velocidad para pasar la misma cantidad de aire, es lo mismo que ocurre cuando tenemos una manguera y reducimos la boca de esta tapándola con el dedo, el agua sale con más velocidad pero sale la misma cantidad de agua. 
         Algo tan sencillo, e inapreciable si no vamos un día de viento, tiene sus repercusiones más allá del invierno.
El Farallón inclinado por el viento que baja del puerto.
       La nieve es un buen aislante térmico (en verdad lo es por la gran cantidad de aire que atrapa entre sus cristales) por lo que donde esta se acumula las plantas están menos expuestas al frío.  En las zonas cercanas donde no hay nieve las plantas estarán sometidas a temperaturas más bajas, al efecto del viento  (mayor evaporación y por lo tanto enfriamiento), incluso el suelo se helera y deshelara más veces lo cual no es bueno para las raíces de las plantas. Consecuencia, deberíamos encontrar diferencias entre las especies de plantas que crecen en las zonas de acumulación de nieve de las que crecen en las zonas despejadas, si en este lugar concreto no son muchas las diferencias es posible que sea porque no estamos en una zona de mucha altitud y las temperaturas no son tan extremas.
         Otro efecto es el árbol solitario, es uno de los Faballones, y crece inclinado  según la dirección del viento. Lo lógico seria pensar que el viento que más le afecta es gélido invernal, (pero las hayas pueden soportar, una vez se les han caído las hojas los -20º-30º C bajo cero) por lo que seguramente sean los vientos que se produzcan durante el periodo vegetativo, especialmente cuando brota la hoja que es cuando menos protecciones tiene esta bien para el frío, bien para la sequedad que ocasiona el viento, el causante de que el follaje se desarrolle más a sotavento del propio árbol y el tronco se tumbe. 

lunes, 28 de enero de 2019

LO QUE EL VIENTO NO SE LLEVÓ

       
Sabina negra ya muerta pero que conserva la forma aerodinámica, el viento vendría desde la izquierda.
       Invierno, el sol brilla con fuerza pero el frío atraviesa la ropa que me cubre empujado por el viento, busco un lugar donde resguardarme pero en esta llanura en la que me encuentro solo queda tumbarse, a ras de suelo la velocidad del viento siempre será menos por el rozamiento con él, o acercarme una mata que destaca, elijo lo segundo me parece más cómodo y siento curiosidad.
         Cuando estoy junto a ella veo que es una sabina albar y su tamaño es mayor de lo que parecía, en estos territorios abiertos sin muchas referencias cuesta hacerse idea del tamaño de lo lejano y la atmosfera limpia no ayuda a imaginar las distancias. Me llama la atención que a pesar de su altura de unos metros conserva su porte de arbusto, en estas zonas esteparias esto es un ventaja, en verano con sus ramas bajas evitan el calentamiento del suelo y que se deseque más, y hoy con fuerte cierzo aunque sus ramas ofrecen más superficie al viento, al ser flexibles hacen disminuir la presión en su tronco; aunque a veces muy pocas veces, son sus raíces las que no soportan la tensión y el árbol es tumbado por el viento, aunque suelen ser árboles situados en las márgenes de los campos donde alguna de sus raíces principales han sido dañadas por el labrado del campo junto al que está.
         A sotavento del viento, tras el parapeto del ramaje de la sabina me encuentro a gusto y calentado por el sol invernal que ahora si que se nota.       Cuentan de árboles a los que han eliminado sus ramas bajas para que se parezca más un árbol, y se han partido con un fuerte viento, sus troncos no estaban preparados para esta nueva fuerza; antes todo el follaje que llegaba hasta el suelo aminoraba la presión del viento, ahora esta se concentra el copa, hace de palanca y el tronco no esta preparado para esta tensión y no lo aguanta. 
        
Sabina negra con forma aerodinámica, el viento vendría desde la izquierda.
        Pero los árboles son sufridos y durante su crecimiento pueden adaptarse al viento. En especial si dominan vientos de dirección constante, como el viento del norte en la sierras prepirenaicas que no solo se encañona por los valles sino que desciende por las laderas, y en las zonas más desprotegidas podemos encontrar como algunos árboles lo afrontan, troncos rectos pero todo el follaje tras la protección del tronco a sotavento del mismo, como yo estoy ahora tras la sabina. Estas copas asimétricas son la expresión de vientos fuertes y de dirección constante, y es fácil de comprobar si los vistamos uno de esos días desapacibles en los que no nos solemos exponer a los elementos, en este caso al fuerte viento. 
        Incluso si pudiéramos observar en interior de los troncos de estos árboles veremos que son buenos ingenieros. Como las tensiones se acumulan en la zona cercan al suelo ahí es donde el árbol va a reforzase, formando más madera, bien con la creación de varios contrafuertes, o en el caso de vientos de dirección constante un contrafuerte principal, dando a su sección una forma alargada en ovalo, no tanto por ser más aerodinámica sino por hacer que sus anillos de crecimiento sean más anchos donde se acumulan las tensiones, en el caso de las coníferas en el lado opuesto de la dirección del viento.
 
Pino piñonero de Villafranca, en cada linea roja hay el mismo numero de anillos 
         Esto es un ventaja y un inconveniente, y es lo que le paso al pino piñonero de la población de Villafranca de Ebro. A pesar de figurar en el escudo del pueblo, su edad estaba entorno a los dos siglos, situado en solitario tras el muro del jardín del palacio en una zona donde los vientos llegan a alcanzar los 160 km hora, su porte típico de pino piñonero, tronco desnudo y copa densa ovalada, hacia que fuera muy sensible al viento, por eso su tronco y dado que el viento dominante es el cierzo y discurre del NO a SE se había alargado en esa dirección, totalmente adaptado al viento reinante de la zona; pero en verano del 2108  una tormenta con fuertes vientos lo tiró, la causa fue que ese día el viento soplo de sur a norte y a él árbol no estaba preparado para soportar la tensión en una dirección no habitual, sus raíces cedieron y el gran pino del escudo de la población cayo al suelo.
         Los árboles son resistentes pero necesitan tiempo para aptarse nuevas condiciones, sobretodo si estas son intensas.